Obsequios a María | Día #28

¿Y después de María? ¡Nadie como San José!

El día de hoy estaremos trabajando la virtud de la santificación del tiempo presente.

“Oyes orar al Maestro; aprende a orar; Oró para enseñarnos a orar, padeció para enseñarnos a padecer, resucitó para enseñarnos a esperar la resurrección”(CS 56,5).